Deporte y Caries

El deporte no es solo beneficioso, sino necesario para nuestro organismo. Sin embargo, hay que tener en cuenta una serie de precauciones para que su práctica no tenga consecuencias en nuestra salud bucal. Uno de los efectos que puede provocar si no se toman las medidas de higiene bucal diaria correctas, es la aparición de caries.

Nuestra defensa natural contra la acción de las bacterias es la saliva, ya que ayuda a neutralizar el efecto de los ácidos sobre nuestros dientes y encías. La actividad física provoca la pérdida de hidratación a través de la transpiración y esto, unido a la tendencia a la respiración bucal, disminuye la segregación de saliva y la boca quede más desprotegida frente al ataque de bacterias y ácidos. Más expuesta, por tanto, al desarrollo de caries dental.

Por otra parte, las piscinas mal cloradas pueden alterar el pH de la saliva. Si tienen déficit de cloro, el agua será más ácida y puede aumentar el riesgo de erosión del esmalte. En cambio, si tienen exceso de cloro, el agua será más alcalina y aumenta las probabilidades de desarrollar cálculo o sarro.

También es habitual, en la recuperación tras la práctica deportiva, el consumo de bebidas isotónicas o energéticas cuya composición es ácida y con un alto contenido en azúcares y que, por tanto, pueden favorecer la erosión del esmalte y la aparición de caries. Con lo que es recomendable optar por una rehidratación en base a agua o frutas que aporten la energía pero sin azúcares añadidos.

Solución VITIS para la caries

Como para cualquier enfermedad, hay diversas formas de luchar contra la caries: evitar su causa (combatir las bacterias), fortalecer la defensa natural contra ella (remineralizar el esmalte) y tratar sus efectos (reparar la superficie dañada del esmalte). Cuantas más de estas acciones contenga una pasta o colutorio anticaries, más efectiva será su acción. La formulación de la gama VITIS anticaries, pasta dentífrica y colutorio, gracias a su formulación, es la única que combina los 3 mecanismos:  

La DENTAID technology nanorepair® es la única formulación con nanopartículas de hidroxiapatita (elemento natural del diente), su tamaño nano es la única dimensión adecuada para que sean reactivas y capaces de integrarse con el esmalte.

Estas nanopartículas, al combinarse con el flúor, crean cristales de fluorapatita, más fuerte y más resistente al ácido que la hidroxiapatita natural del diente, lo que multiplica su protección contra la caries.

Finalmente, su contenido en xylitol ayuda a estimular la salivación y controlar las bacterias y la producción de ácidos.

 


FUENTES

https://www.higienistasvitis.com/cursos/salud-bucal-y-deporte/

http://www.consejodentistas.es/comunicacion/actualidad-consejo/notas-de-prensa-consejo/item/807-la-salud-oral-y-el-verano.html