Consejos para cuidar de la salud bucodental de tu bebé

Lactancia

La lactancia, la erupción dental, los primeros alimentos… desde que nace, tu bebé no para de experimentar cambios y sensaciones a través de su boca. En algunos casos le resultarán agradables pero en otros le incomodarán y afectarán a su estado de ánimo. Durante la dentición, a partir de los 8 meses, es habitual que los bebés se muestren más inquietos e irritables y que tengan dificultades para dormir. No te preocupes: es normal. Poco a poco, ese estado irá remitiendo.  

De lo que sí debes preocuparte desde buen principio es de su higiene, incluso antes de que sus primeros dientes hayan brotado. Los lactantes también pueden desarrollar caries por lo que mantener una buena higiene bucal ayudará a prevenir problemas posteriores.

Cómo cuidar de la boca de tu bebé cuando aún no tiene dientes

  • Utiliza una gasa humedecida o un dedal de silicona para retirar los residuos de leche que hayan podido quedar en las encías y en la lengua.
  • Evita limpiar su chupete con tu boca o soplar directamente sobre su comida para enfriarla, especialmente si tú has tenido caries. Puedes contagiarle las bacterias que la producen.
  • No mojes su chupete en sustancias dulces.
  • Cuando empiece a manifestar molestias por la erupción dental, dale un mordedor con textura blanda de los que se pueden enfriar, pero nunca si está congelado: podría provocarle quemaduras en las encías.
  • También puedes aliviarle las molestias con un suave masaje con el gel bálsamo para encías VITIS baby que, gracias a sus componentes y su efecto refrescante, le ayudará a calmar el dolor.  

Cómo cuidar de la boca de tu bebé cuando aparecen los primeros dientes

  • A partir del momento en que surja el primer diente, deberás empezar a cepillarlo. Utiliza un cepillo específico que se adapte a tu mano y a las necesidades de la boca del bebé. Debe tener filamentos ultrasuaves y cortos, cuello estrecho y cabezales anchos y redondeados que te permita optimizar el tiempo de lavado. Una buena opción es el cepillo dental VITIS baby.
  • Hasta los dos años de edad, puedes realizar el cepillado sólo con agua o utilizando el gel bálsamo para encías. A partir de los dos años, se recomienda empezar a emplear un dentífrico específico para niños que refuerce su esmalte contra la caries.
  • Intenta empezar a reducir la lactancia nocturna cuando broten sus primeros dientes. Disminuirás las posibilidades de que los restos de leche en la boca puedan favorecer el desarrollo de caries.
  • Es recomendable que tu bebé visite por primera vez al odontopediatra cuando tenga su primer diente o, como muy tarde, durante el primer año de edad.

Referencias

https://www.vitis.es/vitis-infantil/cuidado-especifico/