Cómo mantener una buena salud bucodental

1

Cuidar tu boca es cuidar de ti, ya que no afecta únicamente a tu salud bucodental, sino también a ti salud general. ¿Cómo mantener tu salud bucodental en plena forma? ¡Sigue nuestros consejos profesionales!

Usa productos de higiene interproximal: Existen diferentes tipos, cada uno diseñado para unas necesidades y características: sedas o cintas dentales, cepillos interproximales e irrigadores. ¡Lee en nuestro blog cómo escoger tu producto de higiene interproximal! El cepillado es la parte más importante de nuestra higiene bucal, pero llega solo al 60% de la superficie del diente. Para llegar al 40% restante y cuidar de tus encías, es imprescindible eliminar las bacterias de la zona interproximal.

Realiza un cepillado correcto: Cepíllate tres veces al día con un cepillo dental y una pasta fluorada diseñadas para las necesidades y las características de tu boca. En el blog de VITIS tienes toda la información para escoger tu cepillo dental adecuado y también para elegir una pasta dentífrica acorde a tus necesidades. Sigue una técnica de cepillado adecuada y eficaz y ¡no te enjuagues con agua tras el cepillado! Si lo haces, quitarás los restos de dentífrico de la boca, disminuyendo la acción de los principios activos y, por tanto, ¡su eficacia!

No te olvides de tu lengua: Si limpias tus dientes y encías, ¿por qué no tu lengua? Las bacterias se acumulan en ella al igual que en el resto de la boca y, si no se eliminan regularmente, pueden acumularse provocando halitosis y actuar como reservorio para otras patologías como la caries dental o las enfermedades de las encías. Hacerlo es muy fácil, solo necesitas pasar un limpiador lingual tras el cepillado.

Completa con un colutorio adecuado: Para llegar al 100% de la boca, los colutorios son una pieza clave que, además, refuerzan el efecto de los principios activos y los mantienen por más tiempo en tu boca alargando la protección.

Vigila tus encías: La salud de las encías es tan importante como la de los dientes, así que ¡no te olvides de ellas! Unas encías sanas no sangran tras el cepillado o el uso de productos de limpieza interproximal, ni tienen aspecto inflamado o enrojecido. Estos síntomas indican que padeces gingivitis, una enfermedad que, de no tratarse puede desembocar en periodontitis y tener graves consecuencias. Por este motivo, cuando observes cualquiera de estas señales, acude a tu dentista y utiliza productos específicos para el cuidado de la salud gingival como VITIS encías pasta dentífrica y VITIS encías colutorio.

Acude al dentista al menos una vez al año: La expresión “es mejor prevenir que curar” es la mejor guía que puedes seguir para mantener una buena salud bucal. Recuerda que, si mantienes una correcta higiene bucal diaria y acudes al dentista con regularidad o al primer síntoma de que algo no va bien, evitarás desarrollar enfermedades que necesiten tratamientos complejos y costosos.


FUENTES

http://coem.org.es/sites/default/files/NOTAS%20DE%20PRENSA/NP.-El%20COEM_recuerda_que_la_salud_bucodental_es_clave_para_mantener_una_buena_salud_general.pdf

http://coem.org.es/sites/default/files/NOTAS%20DE%20PRENSA/NP.-SemanaHigieneOral.pdf