¿Cómo afecta la intolerancia a la lactosa a la Salud Bucodental?

2

La intolerancia a la lactosa es un trastorno que impide o dificulta la digestión de la lactosa, el azúcar presente en la leche. Las personas que la sufren tienen un déficit en la producción de lactasa, la enzima necesaria para absorber la lactosa de forma correcta. Como consecuencia, sufren efectos secundarios como hinchazón, náuseas, diarreas o dolor abdominal. ¿Cómo afecta esta intolerancia a la salud bucodental?

Es muy importante, en caso de intolerancia a la lactosa, buscar fuentes alternativas de calcio como lácteos sin lactosa, sardinas, salmón, tofu, gambas, col, espinacas o almendras; y mantener unos niveles correctos de vitamina D, que se obtiene a través de la exposición solar y de pescados grasos como el salmón, el atún o la caballa. Los frutos secos como las nueces y las avellanas, ricos en grasas mono-poliinsaturadas, también favorecen la absorción de calcio.

La importancia del calcio para la salud bucodental comienza ya en la gestación, en la que se empiezan a formar tanto los dientes de leche como la dentición permanente. Por ello, durante el embarazo es necesario aumentar la ingesta de calcio y de vitamina D, que permite que dientes y huesos absorban el calcio.

Durante la formación de los dientes, los aportes de calcio, vitamina D y flúor son fundamentales, ya que contribuyen a su resistencia frente a la caries en el futuro.

Otro punto clave es a partir de alrededor de los sesenta años y en adelante. A partir de esta edad, la resorción ósea puede controlarse gracias al mantenimiento de unos niveles de calcio y vitamina D adecuados. Su carencia puede contribuir al desarrollo de osteoporosis y, como consecuencia, a la pérdida de densidad ósea.

Es importante contar con la supervisión profesional durante los periodos críticos citados, en los que se pueden considerar necesarios suplementos de calcio.

Solución VITIS

El esmalte es la principal protección de nuestros dientes, por lo que es de vital importancia cuidarlo para evitar la aparición de caries. Existen diferentes mecanismos de acción contra la caries, y cuantos más de estos mecanismos actúen a la vez, más eficaz será su efecto. La gama VITIS Anticaries -pasta dentífrica y colutorio– tiene una formulación con 3 mecanismos de acción combinados: repara el esmalte, lo remineraliza y ayuda a combatir las bacterias. Su composición a base de flúor, xylitol y la innovadora DENTAID technology nanorepair®, aumenta la resistencia natural del esmalte, bloquea el crecimiento de las bacterias que provocan la caries y remineraliza la capa protectora del esmalte para reparar las posibles pequeñas grietas, llegando hasta el interior de la superficie dañada.


FUENTES

http://www.portalfarma.com/Profesionales/campanaspf/categorias/Documents/Documentos-Publica/2012-MAQUETACION-MATERIAL-FORMATIVO-Salud-bucal-alimentacion-Tema-2.pdf

http://www.medicinaoral.com/preventiva/volumenes/v1i2/65.pdf