Cepillos eléctricos sónicos: Mejora tu higiene bucal

Los cepillos eléctricos sónicos son una nueva generación de cepillos de dientes que, mediante su doble acción mecánica e hidrodinámica, aumentan exponencialmente la eficacia y profundidad de la higiene bucal siendo, a la vez, totalmente respetuosos con la superficie dental y las encías. La tecnología sónica combina estas dos acciones para una elevada eficacia:

  • Acción mecánica. Los cepillos VITIS sonic emiten vibraciones acústicas a alta frecuencia que provocan la oscilación lateral de los filamentos del cabezal a una velocidad de hasta 40.000 movimientos por minuto. Gracias a la alta velocidad, garantizan una eliminación eficaz de la placa bacteriana adherida a la superficie del diente. Incluso el biofilm más resistente se disgrega al estar en contacto con las vibraciones de los filamentos repetidas veces.
  • Acción hidrodinámica. La vibración a alta frecuencia provoca también la formación de pequeñas burbujas que acceden a los espacios de difícil acceso (como los subgingivales e interproximales) que impide la acumulación de placa bacteriana en esas zonas. Gracias a estas burbujas la acción del cepillo puede llegar más allá del contacto con los filamentos.

Ventajas de VITIS sonic

  • En solo 10 días mejora la salud de las encías y la reduce la placa bacteriana.
  • Mejoran la limpieza en las zonas de difícil acceso que es donde se originan el mayor número de casos caries y enfermedades de las encías.
  • Sus filamentos de Tynex(R) de alta calidad y extremos redondeados y suavizados respetan al máximo los tejidos bucales. Además, cuenta con dos cabezales intercambiables de diferente suavidad para adaptarse totalmente a las necesidades de cada boca.
  • Cuentan con un temporizador que ayuda a cumplir con el tiempo correcto de cepillado.
  • Su batería es de larga duración.
  • Son cepillos ergonómicos, silenciosos y ligeros.

Para garantizar la máxima eficacia de los cepillos VITIS sonic, utilízalos de forma adecuada. Realiza el cepillado de al menos 2 minutos, como mínimo dos veces al día pasando por las caras de todos los dientes y completa con la higiene interproximal y lingual.