¿Cuáles son las causas de la pérdida dental?

1

Las causas tras la caída o extracción de un diente pueden ser muy diferentes, pero comparten un origen común, la acumulación de placa bacteriana debida a una higiene bucodental deficiente o incompleta. En personas jóvenes, la principal causa detras la pérdida dental es la caries y, en personas mayores, es la periodontitis. Menos comunes son las causas accidentales como fisuras y fracturas o traumatismos.

Caries: El acúmulo de placa bacteriana, causado por una mala higiene bucodental, transforma los azúcares de la dieta en ácidos que erosionan el esmalte y, de no ser frenados a tiempo, pueden llegar a infectar los tejidos del interior del diente.

Periodontitis: También causada por la acumulación de placa bacteriana, esta infección provoca la inflamación y destrucción de los tejidos gingivales que sujetan los dientes, pudiendo ocasionar su pérdida por falta de soporte.

Fisuras o fracturas: El bruxismo, el rechinamiento involuntario de los dientes durante el sueño, erosiona el esmalte y puede ocasionar fisuras o fracturas en el diente.

Traumatismos: Los golpes pueden dañar o fracturar el diente o los tejidos gingivales e incluso provocar su desprendimiento.

Solución VITIS: ¿Cómo evitar la pérdida dental?

Las claves para evitar la pérdida de dientes son el mantenimiento de una correcta higiene bucodental y el diagnóstico temprano por parte del odontólogo a través de revisiones regulares.

Una higiene bucodental correcta y completa mantiene nuestros dientes y encías protegidos y no es tan difícil de conseguir. ¡Solo tienes que seguir 3 sencillos pasos!:

  1. Una técnica de cepillado correcta con un cepillo dental de calidad y una pasta dentífrica adecuados para las características y necesidades de nuestra boca. Cepillarse los dientes mínimo 2 veces al día durante al menos 2 minutos y nunca olvidar el cepillado antes de acostarse.
  2. El uso de métodos de limpieza interproximales (sedas y cintas dentales, cepillos interproximales o irrigadores bucales) como mínimo una vez al día, antes de acostarse. Así, se elimina la placa bacteriana acumulada en los espacios interdentales donde el cepillo no llega y que es la causante de la mayor parte de casos de caries y enfermedad de las encías.
  3. Completar la higiene con un colutorio de efecto antiséptico para llegar al 100% de tu boca y prevenir eficazmente la caries y las enfermedades de las encías.

Si hemos perdido un diente y llevamos un implante, ¿cómo cuidarlo?

La acumulación de placa bacteriana puede ocasionar el desarrollo de patologías infecciosas alrededor del implante, conocidas como enfermedades periimplantarias, que pueden acabar en la pérdida del implante, por lo que es muy importante extremar la higiene bucal diaria.

  • Es necesario utilizar cepillos específicos para el cuidado de implantes como los cepillos de la gama VITIS implant, diseñados para eliminar de forma precisa la placa bacteriana acumulada alrededor de los implantes e incluso en las zonas entre implante y corona.
  • Eliminar los restos de alimentos y biofilm en los espacios entre dientes y debajo de las prótesis con métodos de limpieza interproximal.
  • Completar con colutorios antisépticos como VITIS encías para evitar la caries y, a la vez, proteger los tejidos gingivales.
  • Es recomendable realizarse dos higienes profesionales al año en la clínica dental y realizarse revisiones con mayor frecuencia.