Basque Culinary Center: pasión, raíces y vanguardia.

Basque Culinary Center - BocasVitis

De la tortilla de patatas a la tortilla de patatas deconstruida, pasando por las espumas, el nitrógeno líquido o la esterificación. Estos son algunos de los conceptos con los que los estudiantes del Basque Culinary Center deberán lidiar día a día.

Entre los aplausos y las críticas, este centro ha conseguido aglutinar el conocimiento de toda una generación de cocineros que ha marcado un punto de inflexión en la gastronomía a nivel internacional.

El Basque Culinary Center nace con la finalidad de formar, investigar, innovar, y transferir conocimiento y tecnología en las diferentes áreas de las Ciencias Gastronómicas.

El centro está situado en San Sebastián e integrado por la Facultad de Ciencias Gastronómicas de Mondragón Unibertsitatea y un centro de I+D. Fueron 56 los jóvenes aspirantes seleccionados para comenzar, el pasado 3 de octubre, esta nueva andadura: 23 vascos, 27 de otras comunidades autónomas y seis extranjeros (de México, Colombia, China, Francia, Rumanía y Venezuela). El 57% chicos y el 43% chicas.

Entre los fundadores y patronos que conforman el Consejo Asesor junto al rector de la Universidad de Mondragón, Iosu Zabala, presidente del centro, se encuentran cocineros de renombre como Juan Mari Arzak, Martín Berasategui o Pedro Subijana. El Basque Culinary Center nace con vocación internacional (de ahí que su nombre esté en inglés) y viene avalado por un consejo presidido por Ferrán Adrià e integrado, entre otros, por Michel Bras (Francia), Gastón Acurio (Perú), Dan Barber (EE.UU.) y Yukio Hattori (Japón).

Además de recibir formación, los aprendices del Basque Culinary Center gestionarán allí mismo un restaurante de alta cocina y completarán su aprendizaje en los templos gastronómicos del País Vasco y en otras cocinas de renombre.

Si quieres disfrutar de la unión entre gastronomía y conocimiento debes darte prisa, el centro ya cuenta con una lista de espera de 400 solicitudes para el año que viene.