¡Alerta Encías! Descubre qué es la enfermedad periodontal y cómo prevenirla.

Portada

La enfermedad periodontal es una patología que afecta a las encías y los tejidos encargados de sujetar los dientes. La primera etapa cursa con la inflamación de las encías (gingivitis) reversible con una buena higiene bucal y con profilaxis profesional para eliminar cálculo o sarro. La siguiente etapa (periodontitis), en cambio, puede destruir los tejidos de soporte de los dientes (que ayudan a mantener a los dientes en su sitio): cemento, ligamento periodontal y hueso; de no tratarse, puede provocar la pérdida de piezas dentales.

¿Cómo puedo saber si tengo periodontitis? Mal aliento, encías enrojecidas, inflamadas o que sangran con facilidad e hipersensibilidad dental son indicios de que algo no funciona bien. Si detectas estos síntomas indicativos de la primera etapa de la enfermedad de las encías (también llamada enfermedad periodontal) o gingivitis, acude a tu dentista y mientras tanto, cuida al máximo tu higiene dental con productos indicados para el cuidado de tus encías. 

¿Qué puede provocar la enfermedad periodontal?

El origen de la enfermedad periodontal es la acumulación de placa bacteriana, una película formada por las bacterias que viven en nuestra boca y por una matriz gelatinosa que se forma sobre nuestros dientes constantemente. Si la placa no se elimina regularmente, puede convertirse en sarro o cálculo dental, una placa más dura que no puede retirarse con el cepillado habitual y que retiene gran cantidad de bacterias. Las bacterias pueden provocar una infección de las encías provocando su inflamación (gingivitis) y avanzar hasta destruir los tejidos de sujeción de los dientes (periodontitis). Una mala higiene bucal, el estrés, el consumo de alcohol, el tabaco o la presencia de enfermedades sistémicas como la diabetes facilitan su aparición y evolución.

¿Qué puedo hacer para prevenirla?

La mejor forma de prevenir la enfermedad periodontal es impedir el desarrollo de la placa bacteriana o biofilm dental manteniendo una higiene bucal adecuada. Por esta razón es esencial seguir una higiene bucal correcta:

-Cepillarse cuidadosamente los dientes durante al menos 2 minutos después de cada comida con un cepillo y una pasta dentífrica adecuados.

-Incorporar al cepillado sistemas de limpieza interdental como sedas y cintas o los cepillos interproximales que eliminan la placa acumulada en lugares a los que el cepillo no llega, como los espacios entre los dientes.

-Utilizar colutorios específicos con cloruro de cetilpiridinio (antiséptico de amplio espectro) que permitirán que los ingredientes activos entren en contacto con las encías y permanezcan más tiempo en la boca y facilitará llegar a zonas de difícil acceso y controlar la placa bacteriana.